Si bien es cierto que actualmente se tienen avances en los múltiples tratamientos para poder tener un bebé, existen ciertas limitantes entre lo que está permitido y lo que no con relación a la manipulación embrionaria.

Los métodos de fecundación son ya muy populares y sirven para ayudar o sustituir el método natural de fecundación, ahí radica la diferencia, sin embargo existen o se han generado ciertos cuestionamientos éticos al respecto.

Cualquier método de fecundación se utiliza en diferentes contextos que se definen desde problemas de fertilidad hasta incluso problemas de genética en una pareja, como pueden ser uniones entre parientes o por el otro lado personas que no tienen pareja pero que desean tener un hijo en solitario.

Sin embargo existen algunos límites a considerar, uno de los más polémicos sin duda es el que tiene que ver con manipulación genética, en donde Reino Unido se convirtió en el pionero de aprobar dicha legislación, que consiste en autorizar el tratamiento que incluye a “tres padres para un hijo”. Éste método consiste en utilizar el ADN de la madre pero en el óvulo de una donante, utilizando también los espermatozoides de quién será el padre biológico.

Actualmente en China se hicieron estudios que aunque no tiene algún tipo de validez clínica en donde modificaron el ADN de los embriones. A resaltar que no es legal a nivel internacional la manipulación genética.

Consiste, o tiene como principal objetivo dar un diagnóstico genético “preimplantacional” hecho a los embriones para poder elegir uno que sea sano y poder evitar así condiciones congénitas. Es muy utilizado en la fertilización in vitro para quienes tengan como mencionamos algún padecimiento que no quieran transmitir a sus hijos. Por lo mismo se argumenta que, no se trata de una manipulación genética como tal sino de una selección.

El otros países está permitido seleccionar embriones para poder elegir el sexo del bebé, en algunos casos como un “equilibrio familiar” es decir que son en mayoría de un sexo y quieren romper con eso, e incluso se aplica en casos de cuestión cultural en donde es obligatorio tener un hijo varón para heredar bienes, y en el último plano para evitar algunas enfermedades vinculadas en estadística principalmente a uno de los sexos pero SIN alterar rasgos físicos para nada, es decir, no se manipula o se crean los rasgos que los padres quisieran heredar a sus hijos.

ALGUNAS RAZONES A CONSIDERAR PARA IR A LA CLÍNICA DE FERTILIDAD

  • Tienes más de un año de intentar un embarazo sin lograrlo y sin ningún método anticonceptivo, sin embargo consulta con tu ginecólogo para conocer mejor de tu historial clínico y al mimo tiempo puede ayudarte en la búsqueda de una clínica especializada.
  • A partir de los 35 años, luego de seis meses de intentarlo sin protección anticonceptiva es recomendable acudir con un especialista, pues ya existe la posibilidad de lo que llamamos fertilidad natural baja.
  • Mujeres del mismo sexo que desean tener un embarazo, pueden recurrir a un donante anónimo.
  • Si alguno de los miembros de la pareja se realizaron la ligadura de trompas o vasectomía.

Si bien es cierto que en casos de fertilidad la edad de la mujer es un punto importante considera que la mujer después de los 35 comienza a bajar de forma natural su fertilidad, mientras que en los hombres es a partir de los 40 años. Ten en cuenta estos factores antes de tomar una decisión.

Otros puntos a considerar para optar por un método de fertilidad es, si eres mujer y has tenido cirugías en el ovario o útero, algún caso de endometriosis, etc, así como si alguno de los miembros ha padecido alguna enfermedad de transmisión sexual.

Como último tip te recomendamos asistir en pareja, un bebé es cosa de dos.

es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Escríbenos directo a nuestro Whatsapp.