Sabemos que actualmente enfrentamos un proceso de sanidad que nos ha costado cambios importantes en la vida diaria, en la vida médica y en todos los proyectos que teníamos para éste 2020.

La reproducción asistida, es la puerta que brinda la oportunidad de las familias que por diversos problemas no pueden concebir, a realizar su sueño. Se estima que actualmente un 17% que corresponde a las 800 mil parejas sufre la infertilidad, y la gran mayoría recurre a tratamientos de fertilidad para lograrlo. Sin embargo con la crisis del COVID-19 dichas alternativas han estado detenidas, y no solamente en México sino en el resto del mundo.

El impacto que detener los procesos de reproducción ha tenido a nivel médico y social van mas allá de re agendar los procesos, sino han causado estragos psicológicos y sociales en las parejas que esperan con ansias continuar con sus tratamientos.

Aunque parezca mentira ésta rama de la salud también puede considerarse como urgente, pues entre más tiempo se espere mayores pueden ser las dificultades para conseguir un embarazo, no es una regla pero si una alta probabilidad que depende 100% de cada paciente.

Es decir, en mujeres que cuentan con una edad de más de 38 años puede bajar hasta un 3% sus probabilidades de quedar embarazada, ésto por cada mes de espera, el tiempo no perdona en términos de fertilidad.

Este aproximado dirigido a pacientes en las que ya sus cifras están comprometidas y con un pronóstico de éxito reservado, y en precisamente es en éstos casos cuando una opción sería permitir con las debidas medidas de sanidad continuar el tratamiento que se había empezado tal vez uno o dos meses atrás, en términos de fertilidad cada mes cuenta.

Una alternativa para disminuir los riesgos y aumentar las probabilidades puede ser congelar los óvulos o embriones, pues con éstos congelados la posibilidad de éxito es la misma que si estuviesen frescos, sin embargo cabe mencionar que un mes puede esperar más no un tiempo indefinido.

CONSECUENCIAS A NIVEL PSICOLÓGICO EN LOS PACIENTES

Tomar en cuenta los impactos psicológicos que pueden recaer en una mujer o una pareja que tiene el proyecto de lograr concebir un hijo son igual de importantes que la parte médica, pues pueden traer altos, muy altos niveles de estrés y ansiedad que pueden afectar la salud emocional e interferir de una manera negativa en el tratamiento.

Conlleva una preocupación más, un motivo de estrés más, pues estos son los primeros motivos por los que las parejas en medio de su situación recurren a la fertilidad asistida, con limitantes como la edad, en ocasiones algunos embarazos se logran rápidamente, otros toman más tiempo con la reproducción no los tiempos son diferentes dependiendo el tratamiento que cada pareja elija.

El tiempo que pasa, no es tiempo perdido, pero emocionalmente para una pareja en ésta situación si puede representarlo, por la larga espera y más ante la contingencia sanitaria que nos enfrentamos, en donde ya vivimos un nivel de estrés más por el encierro.

Cuando como médico no puedes dar una fecha, impacta de mayor manera de manera psicológica y emocional a las parejas, pues la incertidumbre de no saber como o cuando continuar, y qué tanto les afectará el tiempo transcurrido son pensamientos que rondan por la cabeza de los pacientes.

RETOMANDO LOS TRATAMIENTOS… ¿QUÉ MEDIDAS SE PROPONEN TOMAR PARA DAR SEGUIMIENTO A LOS CASOS?

En el ámbito médico y de reproducción asistida la prioridad es la higiene, la salud y el cuidado de la vida de cada persona que ingresa, sin embargo como mencionábamos en el bloque anterior la parte psicológica influye mucho incluso en la apertura que pueda tener un paciente y la recepción de escuchar alternativas.

La actual contingencia sanitaria no ha influido en las personas únicamente en el encierro y el paro de labores sino en un estado de alerta constante en cuanto a las medidas de sanidad que se toman en los lugares a los que acuden.

Aquí dejamos unos ejemplos de como aumentar las medidas de higiene para cada una de las parejas que acuden a nosotros:

  • Pañuelos desechables
  • Gel anti bacterial en cada una de las áreas, tanto en mostrador, sala de espera y consultorios
  • Retirar de las salas revistas y folletos, pues el papel es una superficie que puede ser foco de contagio
  • Uso de cubre bocas y caretas de ser necesario
  • Evitar el contacto en los saludos
  • Desinfección y sanitización de las áreas, superficies comunes y pisos
  • Uso de tapetes sanitizantes

Recomendaciones de artículos que pueden traer nuestros pacientes consigo para lograr una protección personal y constante dentro y fuera del consultorio:

  • Toallas desinfectantes desechables
  • Uso de cubre bocas
  • Portar gel anti bacterial o algún spray desinfectante
  • Láminas de jabón en estuche

Socialmente estamos cambiando, y adaptándonos a una normalidad diferente, sin embargo, ¿qué pasa con la natalidad que necesita darse por medio de la reproducción asistida? Puede comprometer bastante los índices de éxitos, por eso se considera un proceso de prioridad, frenando consigo las posibilidades y no solamente médicamente sino, el alto total en empleos tanto de médicos como de pacientes suponen una baja económica que puede frenar incluso los tratamientos que ya estaban comenzados, evitando la continuidad y las altas probabilidades de lograr el embarazo.

De igual forma, una pareja que pretendía iniciar la fertilización asistida y tuvo problemas económicos detiene la oportunidad de comenzar un tratamiento.

Por razones sociales, psicológicas, y médicas, los tratamientos de fertilización asistida son prioridad para considerar retomar con las medidas necesarias lo antes posible.

Para la reproducción cada día, cada mes… cuentan.

es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Escríbenos directo a nuestro Whatsapp.